El presidente de Merlin Properties, Ismael Clemente, matiza que su duración dependerá de cuestiones como el resultado de las próximas elecciones generales.

En una jornada sobre los nuevos modelos de gestión para la reactivación del sector inmobiliario, representantes del sector han defendido la necesidad de que exista seguridad jurídica y estabilidad para reducir la volatilidad.

"En España tanto las subidas como las bajadas son espectaculares. Ese es el paraíso de cualquier especulador. Hasta que no consigamos estabilizar eso nunca seremos un mercado 'core'", ha manifestado Clemente.

El consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, ha incidido en que "vienen unos años de actividad frenética en el sector" y ha abogado por la necesidad de transparencia y "reglas del juego claras".

"De ello dependerá que el sector se encarrile hacia la recuperación o que descarrile y se quede como un negocio de unos pocos que se hagan muy ricos", ha puntualizado.

Por otra parte, el presidente de Merlin ha desvelado que las últimas compras de inmuebles que la socimi ha llevado a cabo en Cataluña han tenido un mayor coste que las que ha realizado en otras zonas de España.

Clemente ha explicado que han pagado "unos cien puntos básicos más en la financiación" de los últimos activos que han comprado en Cataluña y ha resaltado que Merlin está "infra expuesta" y cuenta sólo con un 12 % de su cartera inmobiliaria en esta comunidad autónoma cuando, a su juicio, lo normal sería que alcanzase el 25 o el 30 %.

Además, ha advertido de que el mercado y los inversores internacionales están "sorprendentemente tranquilos" ante lo que está ocurriendo en Cataluña porque lo consideran algo "irracional y sin visos de ser una realidad".

"Los inversores internacionales saben que la independencia dura el tiempo que se tarda en hacer las cuentas de lo que cuesta y se comprueba que es carísima", ha incidido.

En este sentido, Clemente ha expuesto que los inversores miran "con más preocupación" el resultado de las próximas elecciones generales, ya que podría suponer la paralización de las reformas que se han emprendido en los últimos años y "de lo que queda por hacer".

Por su parte, el consejo delegado de Sevihabitat, Julián Cabanillas, ha afirmado que hay "una cierta ralentización" de determinadas decisiones, si bien, a su juicio, tiene más que ver por las elecciones del próximo 20 de diciembre que por Cataluña.

A este respecto, el consejero delegado de Neinor Homes ha manifestado su preocupación sobre el efecto que ambas cuestiones pueden tener en "la imagen de seriedad del país".


Publicado: 20 de Noviembre de 2015