Publicado: 21 de Abril de 2017

Los promotores inmobiliarios están convencidos de que construir entre 130.000 y 150.000 viviendas al año es un ritmo de obra nueva que España puede asumir. Así lo han defendido los primeros espadas de algunas de las empresas de referencia del mercado doméstico en el XXIV Encuentro del Sector Financiero, organizado por ST Sociedad de Tasación y la consultora Deloitte.

“Deberíamos hablar de la construcción de dos viviendas por cada 1.000 habitantes, lo que daría lugar a cerca de 100.000 unidades al año, como nivel de absorción normal. Sin embargo, hay que sumar otros factores que nos llevan a hablar de una horquilla de entre 130.000 y 150.000, y creo que en los próximos ejercicios nos vamos a mover dentro de ese baremo”, ha asegurado David Martínez, director general de AEDAS Homes.

Para llegar a dicha cifra, el sector tiene en cuenta la demanda nacional, la de los extranjeros que buscan propiedades en España y la necesidad de aumentar el parque actual de viviendas en alquiler.

“Creo que esas 130.000-150.000 viviendas al año es algo sostenible en España al menos hasta 2029”, ha añadido Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Célere y de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE).

Gómez-Pintado, que recientemente ha vendido Vía Célere al fondo estadounidense Värde Partners por 90 millones de euros, ha recordado que hay unos 14 millones de jóvenes que demandarán una vivienda en los próximos años. De ahí que sus cálculos tengan en cuenta un plazo de más de una década.

“Hay unos ocho millones de millenials y otros seis de la generación anterior (denominada ‘Z’). Actualmente el 70% de ellos vive con sus padres, pero en los próximos años muchos se querrán independizar. Y ese es nuestro reto: garantizar que esos jóvenes tengan un buen trabajo y puedan acceder a una vivienda en su propio país, sea en el régimen que sea. Debemos de dejar de mirar a corto plazo y pensar en buscar una solución para las generaciones venideras”, ha añadido el presidente de la patronal promotora.