La mitad de los directivos de empresas relacionadas con el sector inmobiliario está convencido de que la rehabilitación será la gran protagonista del mercado en 2016. Además, un 40% apuesta por la obra nueva como uno de los segmentos con mayor potencial y apuesta por que en los próximos 12 meses se iniciará la construcción de entre 100.000 y 250.000 viviendas. Esas son las principales conclusiones a las que ha llegado el ‘Barómetro Inmobiliario’ elaborado por la consultora CBRE, que confirma que los inversores oportunistas abandonarán poco a poco el mercado para dar paso a ‘players’ cualificados como los fondos institucionales.

Según Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España, “cada vez son más los fondos de inversión que entran en España de la mano de una promotora local para desarrollar suelo y así como aquellos que muestran un creciente interés por la compra de inmuebles en mal estado para su demolición o rehabilitación, o incluso para construir obra nueva”. 

De hecho, casi la mitad de los encuestados por la consultora estima que en 2016 se iniciarán entre 100.000 y 175.000 viviendas nuevas –en comparación con el 40% del año pasado– mientras que un 20% eleva esta horquilla hasta las 175.000 y 250.000 casas. En 2015 únicamente el 15% era así de optimista.

Para Lola Martínez-Brioso, directora de Research de CBRE, “quizá la principal novedad es que el suelo, que hasta hace un año y medio aproximadamente era un producto denostado, vuelve a ser atractivo”. Además, apunta que “la convicción generalizada de que ya se ha estabilizado su precio ha activado el mercado. Eso sí, por el momento han de ser suelos finalistas o, como mucho, con cierta gestión urbanística pendiente”. 

Cambio de ‘players’

A la pregunta de cuáles serán los inversores más activos en 2016, un 33% señala a los inversores institucionales. Le siguen los vehículos colectivos (un 30%) y los inversores inmobiliarios (28%). A diferencia del año pasado, solo un 4% considera que los fondos oportunistas serán los más activos. 

Las socimi continuarán siendo uno de los actores más relevantes. De hecho, el 55% de los encuestados considera que el crecimiento de estas sociedades en el mercado de valores es sostenible. Además, un 41% cree que estos vehículos de inversión mantendrán su protagonismo en 2016 y un 32% cree que se incrementará. 

“No hay duda de que 2015 fue un año récord para la inversión inmobiliaria en España, con casi 13.000 millones de euros invertidos. Al analizar quién está detrás de este importe, se comprueba que las socimi invirtieron el 42%, aunque fueron ganando protagonismo también los compradores nacionales, los institucionales y aquellas inmobiliarias que se han recapitalizado”, matiza Lola Martínez-Brioso.

Las oficinas, una apuesta segura

Donde sí que hay consenso es en que las oficinas continúan siendo el activo más codiciado. Según los resultados del Barómetro, en 2015 la mayor parte de los inversores consultados concentraron su actividad inmobiliaria en España en el segmento de oficinas (45%) y en retail (22%), datos que son muy similares a las cifras reales que ha registrado el sector en su conjunto (un 43% y un 27%, respectivamente). Al ser preguntados por 2016, el 42% continuará apostando por las oficinas, seguido por un 22% que priorizará el residencial. En comparación al año anterior, incrementan su atractivo hoteles e industrial.


Publicado: 20 de Enero de 2016