Publicado: 11 de Marzo de 2016

Las transacciones sobre viviendas de segunda mano mantuvieron al alza a un mercado residencial que confirma su estabilización tras la dura crisis del sector. 2015 cerró con 401.281 compraventas, un 9,8% más respecto a 2014. Las operaciones sobre casas usadas supusieron el 87% del total vendido, con 352.319 unidades. Según el Ministerio de Fomento, son los mejores datos que se dan desde 2010 y el primero que supera la barrera de las 400.000 ventas en los últimos cinco años.

El cuarto trimestre dejó el mejor dato de todo 2015 (114.598 ventas) un 2,37% interanual más y el más alto de los últimos tres años, desde finales de 2012, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy acabó con la desgravación por la compra de la primera vivienda. Entre octubre y diciembre de aquel 2012 se cerraron 134.601 operaciones.

El mercado de la vivienda de segunda mano siguió impulsando las transacciones en residencial. Sus 352.319 transacciones, supusieron el 87% del total de compraventas y crecieron un 13,3% más que en 2014. Solo en el cuarto trimestre, las viviendas usadas sumaron 100.723 operaciones,  el mejor trimestre para las casas de segunda mano desde el segundo de 2007.

Por su parte, las viviendas nuevas bajaron un 10,7% respecto al año pasado para quedarse en 48.962 unidades, según la estadística de transacciones de vivienda del Ministerio de Fomento.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “el crecimiento de casi un 10% del número de operaciones cerradas es una buena noticia para el mercado que confirma 2015 como el año de la normalización en amplias zonas de España. No obstante, esperábamos un número mayor de transacciones y los datos trimestrales apuntaban que se podrían superar ampliamente las cuatrocientas mil. Sin embargo, en el cuarto trimestre se produjo cierto parón en las compraventas debido probablemente al periodo preelectoral y la incertidumbre sobre la formación del nuevo gobierno. No obstante, se confirman las distintas velocidades de la normalización inmobiliaria: en 8 Comunidades Autónomas el crecimiento de compraventas superó los dos dígitos, en el resto se vendieron más casas que en 2014 excepto Castilla La Mancha, donde se vendieron menos viviendas que en el ejercicio anterior”.