Publicado: 1 de Julio de 2016

La burbuja inmobiliaria pinchó allá por 2008 y muchas empresas relacionadas con el ladrillo se quedaron por el camino. Cierres, quiebras o concursos de acreedores afectaron a muchas inmobiliarias, promotoras y constructoras o las dejaron llenas de deudas, entre otros acreedores, con Hacienda. De hecho, según la lista de grandes morosos que hoy ha hecho pública el ministerio que dirige Cristóbal Montoro, las empresas con las deudas más abultadas son en su mayoría firmas relacionadas con el sector de la construcción. Entre ellas, destaca la inmobiliaria Reyal Urbis, que encabeza la lista con una deuda de más de 368 millones de euros.

Concretamente, la inmobiliaria, que entró en concurso de acreedores en 2013 con una deuda total superior a los 4.000 millones de euros, encabeza de nuevo la lista de los mayores morosos con Hacienda, con 368.651.070 euros, 10 millones menos que en la lista anterior, publicada en diciembre de 2015. El segundo puesto también sigue siendo el mismo y también es una empresa relacionada con la construcción. La constructora Nozar, también en concurso de acreedores, tiene pendiente de pago a Hacienda un total de 203.166.764 euros. El tercer escalón del podio lo ocupa la compañía Oceanus Maritime Limited, radicada en la isla de Man, con una deuda de 189.065.960 euros.

Publicidad

Sacyr es un caso particular. La empresa cotizada aparece en la lista de Hacienda con una deuda de más de 116 millones de euros, pero la constructora ha emitido una nota nada más conocerse en la que asegura que no mantiene ninguna deuda con la Agencia Tributaria y que el importe que aparece en la lista corresponde al impuesto por la venta de la filial de patrimonio Testa, una operación que está exenta de tributación, tal como ha reconocido el propio Ministerio. Por tanto, no debería aparecer en la lista, que se realizó antes del reconocimiento por parte del ministerio.

Detrás de Sacyr, aparece en la lista de mayores empresas el Grupo PraSA, una sociedad cordobesa de promociones inmobiliarias que debe 101,8 millones. La sociedad de inversión Banreal Holding debe 98,3 millones. Detrás de ella, otra empresa relacionada con la construcción, Aifos Arquitectura y Promociones Inmobiliarias. La siguiente de la lista es la Organización Impulsora de Discapacitados (OID), una firma que fue multada por juego ilegal y que debe más de 86 millones.

Destaca la presencia en la lista de varias de las empresas del controvertido empresario cordobés Rafael Gómez, apodado Sandokán. Arenal 2001, con una deuda de 66,7 millones de euros y Arenal 2000, con 57, están entre las 15 empresas que más deben a Hacienda. La número 16, según el análisis realizado por EL PAÍS, sería Grupo Inversor Arenal 2000, con otros 48 millones. En total, entre las tres, relacionadas también con la construcción, mantienen una deuda de 172 millones de euros. El empresario fue condenado fue condenado a seis meses de cárcel por el caso Malaya de corrupción en Marbella.