Los mercados inmobiliarios en expansión solo hay que buscarlos. Siempre hay alguno mejorando los retornos de los inversores, quitando el sueño a los políticos y malhumorando a aquellos que no pueden adaptarse al aumento de los precios, tanto en el alquiler como en la compra. Europa no es una excepción y tras las correcciones de España, Francia o Portugal, ahora son países como Reino Unido, Alemania o Suecia los que se arriesgan a burbujas.

Tras el descalabro -o susto, según se mire- de mercados inmobiliarios como España, Portugal o Irlanda, los respectivos mercados inmobiliarios han pasado por una corrección histórica. En los tres países se desplomó la concesión de permisos de obra nueva, y los precios solo han comenzado a recuperarse moderadamente de sus caídas recientemente, gracias al empuje de las grandes ciudades.

Ahora la historia de los precios al alza y la falta de acceso a la vivienda la escriben países como Alemania, Suecia, Holanda o Reino Unido. En ellos es donde se dan ahora las apresuradas políticas para controlar los precios, mientras que los tipos de interés en mínimos históricos da oxígeno a un mercado donde la demanda para compraventa o alquiler avanza mucho más rápido que la oferta y donde el alquiler.

Como muestra el mapa superior en muchos países europeos los precios están muy por debajo de los niveles de 2006 previos a la crisis, como en España, Italia, Irlanda o Grecia (países más golpeados por la recesión). Por encima, destaca la apreciación de Austria, Hungría, Suecia, Alemania o Reino Unido.

Las ciudades, las más golpeadas

En Estocolmo, la capital sueca, los precios se han duplicado en una década y el número de hipotecas se ha disparado en un país que tenía uno de los porcentajes de vivienda en propiedad más bajo de toda la Unión Europea. El mercado inmobiliario muestra signos de sobreprecios, con una senda ascendente mayor que la de los salarios.

Según un reciente informe sobre el mercado inmobiliario mundial del banco UBS, ciudades como la alemana Múnich se encuentran en una "trayectoria de precios de la vivienda explosiva", mientras que otras como Ámsterdam "están un territorio con riesgo de burbuja".


Publicado: 28 de Noviembre de 2017