Publicado: 26 de Noviembre de 2016

La concesión de hipotecas para comprar una vivienda ha cogido velocidad a la vuelta del verano. Según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadística (INE), en septiembre se formalizaron 26.667 préstamos hipotecarios, un 10% más que en el noveno mes del año pasado y la cifra más alta desde enero de 2012, cuando se concedieron más de 29.000. Respecto a agosto, el número de hipotecas ha repuntado casi un 30% y acumula a lo largo del año un repunte del 12,6%.

En septiembre no solo se han concedido más hipotecas, sino que su importe también ha sido más elevado. De media, los préstamos para comprar una vivienda se han situado en 113.193 euros, lo que arroja un alza interanual del 2,2% y del 3,3% en lo que llevamos de ejercicio. Tras el importe de julio (cuando se superaron los 115.000 euros), el actual es el dato más alto de los últimos 12 meses.

Otra de las lecturas más interesantes que dejan los datos del organismo de estadísticas es que las hipotecas fijas se están imponiendo en el mercado. En el noveno mes de 2016, tres de cada 10 préstamos formalizados han estado vinculados a un interés fijo, lo que se traduce en unos 8.000. Se trata de una cifra inédita hasta el momento y que viene de la mano de la guerra que están librando los bancos con este tipo de productos.

En este sentido, Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, explica que “no sorprende que las hipotecas a tipo fijo vuelvan a marcar récords y ya supongan el 30% del total que se concede. La guerra comercial entre entidades parece haberse trasladado a este tipo de hipotecas, lo que está provocando que los precios se estén reduciendo y que las novaciones (cambios de condiciones de las hipotecas existentes) se comiencen a decantar por ellas".

Entre enero y septiembre, de acuerdo con el INE, se han formalizado 40.925 nuevos préstamos a tipo fijo, lo que representa un 20% del total concedido y que supone un repunte del 170% respecto al año pasado. A cierre del tercer trimestre, se contabilizaron poco más de 15.100 hipotecas fijas.

Según los datos que maneja idealista hipotecas, el plazo medio de las fijas está en 26-27 años, similar a las variables, y el tipo medio ronda el 2,1%, cuando a principios de año estaban por encima del 2,8%.

Los expertos prevén que se mantenga la guerra comercial entre los bancos, lo que podría abaratar más la oferta hipotecaria, que ya se sitúa en unos niveles muy competitivos y por debajo de la media histórica del euríbor a 12 meses (que ronda el 2,5%).

Las razones de su tirón

Los expertos llevan meses hablando de las ventajas de los préstamos sujetos a un tipo fijo. Entre ellas, que los hipotecados siempre van a pagar la misma cuota mensual, desde el inicio hasta el final, y pueden despreocuparse de cómo evolucionen índices como el euríbor a 12 meses, que lleva varios meses por debajo del 0%, pero que tarde o temprano volverá a terreno positivo, encareciendo con él aquellos préstamos variables que estén vinculados a su evolución.

Es, por ejemplo, una buena alternativa para el hipotecado que quiere alquilar su casa o que ha adquirido una segunda residencia.

Además, son una opción hipotecaria muy extendida en Europa. En países como Bélgica o Reino Unido, las hipotecas fijas representan más del 80% del mercado, mientras que en Italia supera el 50% y en Alemania ronda el 40%. “En los países donde ha habido más estabilidad da la casualidad que hay menos hipotecas variables”, explica a idealist/news Lorena Mullor, de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).